Nuevo dueño de Globovisión firmó contra Chávez y fue abogado de dirigente adeca

Comentarios desactivados
Lunes 27 mayo, 2013 - 8:02 pm

Raul Antonio Gorrin, el abogado penalista señalado como el nuevo mayor accionista del canal Globovisión, es antichavista. O al menos lo era en el año 2004 cuando se convocó el referendo revocatorio contra el Presidente Hugo Chávez.

“Si firmó contra el Presidente (Válida)” se lee en el reporte de consultas de la llamada “lista Maisanta”, cuando se consulta la cédula del penalista que junto con Juan Domingo Cordero  Marcano y Gustavo Adolfo Perdomo Rosales son los accionistas principales del canal de noticias.

La firma contra el Presidente Chávez

Gorrín, nacido en noviembre de 1968, ya vivía en Club de Campo, la más exclusiva urbanización de los altos mirandinos. Su mudanza a la lujosa comunidad (que pudiera asemejarse al Country Club) debe haberse realizado a fines de 1999. En enero del 2000 quedó asentado en el registro electoral su cambio de centro.

Antes votaba en el liceo Luis Eduardo Egui Arocha, ubicado en la urbanización Los Castores, según lo refleja la organización Esdata en su portal web.

Por el contrario su socio Gustavo Adolfo Perdomo no firmó contra Chávez y sigue como elector del liceo Egui Arocha.

Sólo en eso aspectos pudieran tener diferencias Gorrín y Perdomo. El resto de los datos de vida los hacen en cierto modo parecidos.

Los dos son de San Antonio de Los Altos, ambos son abogados penalistas y trabajaron simultáneamente en el Poder Judicial al menos hasta el año 2000, según lo reflejan sus registros de la seguridad social.

Y lo más importante: son los dos socios y hombres de confianza del exbanquero y corredor de bolsa Juan Domingo Cordero, recordado por su responsabilidad en la quiebra del Banco Barinas y el grupo financiero Cordillera en 1994.

Cordero, Gorrín y Perdomo

Esas similitudes se ven sin embargo disminuidas por factores como la edad.

Entre Gorrín y Perdomo hay poco más de 10 años de diferencia. Aunque sin duda la mayor diferencia es con el socio Cordero: con 71 años les lleva 37 y 27 años respectivamente.

Quizá la brecha etaria lleva a Perdomo a practicar deportes western, como encierro de ganado al mejor estilo de las peliculas de vaqueros estadounidense.

Un registro de la Asociación de Eventos Western de Venezuela lo muestra compitiendo en 2008 con una yegua con el sugestivo nombre de “Yasuri Yamileth”.

Otra diferencia es que, sin duda, la familia de Perdomo es de un origen más pudiente ya que tuvieron oportunidad de tener su casa, La Perdomera, en Los Castores, la urbanización por excelencia antes de que se desarrollara Club de Campo.

Mientras que la de Gorrín vivía en Pacheco, caserío rural de origen campesino formado por familias tradicionales de origen canario.

En cuanto al ejercicio profesional una rápida revisión de los expedientes publicados por el TSJ en su portal web revelan la intervención de Gorrín como representante de la dirigente de Acción Democrática, Ixora Rojas, quien había sido acusada de irregularidades como presidenta de la Cámara de Diputados del extinto Congreso Nacional entre 1998 y 1999.

Llama la atención que, en este caso, Gorrín actuó en un equipo dirigido por la famosa penalista, ya fallecida, Mayra Vernet.

Sin embargo lo más llamativo del episodio es que la denuncia contra Ixora Rojas la realizó el recién estrenado presidente de la Cámara de Diputados, Henrique Capriles Radonski, quien no pudo sustentar la acusación

La dirigente adeca fue exonerada de los señalamientos y Capriles y sus abogados fueron condenados al pago de los costos del proceso. Por lo tanto el episodio de Globovisión es el segundo que Gorrín le gana a Capriles.

Victor Hugo Majano/SiBCI