Dos CDI de Antímano fueron hostigados por bandas antichavistas

Comentarios desactivados
Domingo 21 abril, 2013 - 2:37 pm
CDI-Antimano-Foto-MQ-2

Más de 120 mil venezolanas y venezolanos se benefician de los servicios médicos que presta el Centro de Diagnóstico Integral (CDI) José M. Aranda de la parroquia Antímano en Caracas; el mismo que el martes 16 de abril fue asediado por un grupo de motorizados antichavistas que presuntamente llegaron con las intenciones de incendiarlo. Acción que se multiplicó en varias regiones del país luego de que la oposición desconociera los resultados electorales del pasado domingo.

“Pasadas las 8:30 pm vimos un grupo de motorizados que se aproximaron y comenzaron asediar; cuando nos acercamos la respuesta de ellos fue retaliativa e incluso uno hizo como que iba a sacar un arma, así que inmediatamente pedimos el apoyo de los camaradas de la parroquia”, relató Nelson Arévalo, vocero responsable de la Comuna Octava Estrella Socialista.

La misma operación se registró en el CDI de Mamera, el cual fue abordado por más de 10 motorizados, tal y como lo informó Santa Rosario, Coordinadora del Huracán Bolivariano de Mototaxistas en Antímano.

“Ahí nos llegaron más de 10, pero paso como en la canción de Lloviznando Canto: Y bajaron. Bastó un solo mensaje de texto para que bajara el cerro y para que rápidamente se activaran las cuatro comunas que defendemos ese CDI”, explicó Rosario.

Señaló que al salir la comunidad a defender con cantos y consignas a su CDI, a los antichavistas no les quedó más que retirarse y abandonar la idea de asaltar otro de los centros de salud que la Revolución puso al servicio del pueblo.

Sin embargo, Rosario recuerda que esta no es la primera vez que grupos violentos de la oposición arremeten contra esta comunidad, ya que tras los resultados de las elecciones del pasado 7 de octubre, cuando ganó el comandante Hugo Chávez, estas personas incendiaron un carro del sector.

“Esto no es nuevo; la otra vez nos quemaron un carro, y ahora por poco nos agarra candela el CDI, pero en este viaje todos nos sumamos a defender lo que con tanto esfuerzo el comandante Chávez logró entregarle al pueblo”, señaló Rosario.

Narciso Salazar, miembro del equipo político del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en la parroquia, también denunció el reporte de acciones violentas promovidas por un representante de Alianza Bravo Pueblo en el sector, lo cual ya fue informado a las autoridades para iniciar las investigaciones correspondientes.

JUVENTUD GUARDIANA

“La activación de la juventud fue inmediata”, expresó David Ramírez, militante de la Juventud del Psuv (Jpsuv) y del Movimiento 19 de Abril (M-19), colectivo que recibió la información sobre una orden emitida para atacar a los CDI de La Vega, Caricuao y Antímano.

“Gracias a nuestra red comenzamos a recibir la información de que estaban quemando el CDI de Palo Verde y tenían líneas de atacar a los de esta zona; así que empezamos a generar mensajes y nos agrupamos aquí, para defender lo que solo en Revolución hemos logrado”, indicó Ramírez.

Aseguró que la juventud se movilizó rápidamente porque entiende la importancia de estos centros de salud para la comunidad, así como para el proceso de integración y cooperación entre Cuba y Venezuela.

“Yo no viví los años de la Cuarta República, pero es cuestión de leer. ¿Qué es lo que no hacen los manos blancas? Antes el hospital más cercano que teníamos aquí era el Pérez Carreño y cuando uno llegaba no habían insumos, ni médicos; y fue el comandante Chávez el que se dio cuenta de eso y nos trajo la salud a los barrios”, señaló el joven revolucionario.

Indicó que las acciones de violencia pudieron evitarse gracias a la organización y unidad de la parroquia: “Aquí en Antímano la derecha fascista se ha encontrado a un pueblo organizado a una juventud que no tiene la necesidad de encadenarse ni maltratar. Gente que no destruye, sino que construye”.

Recordó como el ex candidato antichavista, Henrique Capriles, utilizó durante su campaña la falsa promesa de darle nacionalidad a los médicos cubanos, pero seguido a su derrota, sólo promovió su asedio: “Mandó a atacarlos por medio del irresponsable de Nelson Bocaranda, quien dijo que en los CDI tenían cajas de votación escondida; pues bueno inmediatamente empezó el fascismo”.

Advirtió que el poder se ha convertido en una obsesión para la oposición, lo cual los ha llevado a acciones desmedidas: “Por ejemplo el miércoles nos llegó la información que habían puesto una bomba molotov en el Infocentro, así que fuimos y efectivamente había una botella armada con explosivos. Llamamos a las autoridades, y aunque todo fue resuelto, igual nos quedamos vigilando”.

Consideró que el doble discurso de Capriles ha promovido la intolerancia en el país de forma radicalizada: “Ahora tenemos 8 camaradas muertos. Chavistas que dieron su vida por la revolución, pero hasta cuándo seguirá ganando la violencia”.

LA LUCHA POR LO NUESTRO

“Una de las cosas que nos dejó el comandante es el sentido de pertenencia, el querer lo que hemos construido con tanto esfuerzo, entre eso los CDI”, expresó Arévalo, quien además hizo un llamado de paz a los grupos violentos del antichavismo.

“A los compatriotas de la oposición queremos enviarles un mensaje de paz. Señores quienes están aquí hospitalizados son gente del barrio, iguales a nosotros; ninguno de ellos tiene un jet privado o recursos para ir a una clínica. No sean tontos útiles de los fascistas”

Aseguró que cada militante se encuentra alerta ante cualquier ataque, pues ellos mismos velarán por el sistema de salud de su parroquia: “Tienen que darse cuenta que esta no es la mejor forma de hacer las cosas, así como tampoco el asediar a los hermanos cubanos. Aquí permaneceremos hasta que sea necesario”.

DEFENSA DE LA VIDA

No obstante, las revolucionarias y revolucionarios de esta comunidad aseguraron que no sólo defenderán a los centros de salud, sino por sobretodo defenderán el derecho a la vida, a la libertad, al amor y a la paz.

“La vida es todo y por eso la defenderemos con todo. Y hoy le pedimos a nuestro presidente y camarada Nicolás Maduro que recuerde que la derecha tiene dos deudas con el pueblo: los muertos del 11 de abril del 2002 y la muerte de nuestra gente ahorita”, apuntó Santa Rosario.

Indicó que Antímano fue una de las parroquias que perdió a una de sus combatientes a manos de la intolerancia y la violencia desbordada luego del 14 de abril por los grupos antichavistas: “Nos mataron a una de nuestras mejores patrullera. Ella estaba celebrando el triunfo de Maduro y discutió con la vecina; cuyo marido posteriormente mató a nuestra camarada en el sector de La Sequia”.

En este sentido, exhortó al Gobierno Bolivariano a ponerle fin a la impunidad, sea de la derecha o de las propias filas de la izquierda: “Así como hoy se hace justicia por los delitos de la Cuarta República, nosotros también queremos justicia para nuestros camaradas caídos; porque el pueblo está aguantando y obedeciendo para que estemos en paz, pero todo tiene su límite”.

Recordó que durante la Cuarta República por el simple hecho de hablar mal de un gobernante, las personas eran desaparecidas: “Hoy nos matan a nuestra gente y no pasa nada. Entonces necesitamos hacer un esfuerzo, estamos dispuestos a ayudar a Maduro para que se haga justicia”.

Consideró que las personas responsables de los muertos, heridos y ataques deberían estar presos, y sin pretextos de presos políticos, pues lo que ocurren en el país es que se comenten delitos por medio de la política, los cuales deben ser penados.

“Estamos quietecitos llorando al Comandante y a nuestros muertos, pero que no metan la mano en la cueva de la víbora. Desde que Chávez llegó nos puso a luchar por nuestros derechos, y lo seguiremos haciendo”, afirmó Rosario.

DEMÓCRATAS Y REVOLUCIONARIOS

“El presidente Chávez decía que la democracia es el lugar de los conflictos, porque es un permanente debate. Pobre de un país sin opiniones diversas y ahí si caeríamos en la miseria”, expuso el joven Ramírez, para recordar que el Comandante siempre fue el principal defensor de la democracia, aun cuando los resultados de elecciones le fueran adversos.

Por tal razón, consideró poco demócrata la actitud de Capriles al desconocer los resultados de unas elecciones totalmente transparentes: “Cuando perdimos la enmienda el Comandante dio el ejemplo y reconoció los resultados, igual cuando perdimos en Miranda; ah pero para ese entonces el CNE si fue justo. Desde la campaña ellos comenzaron a deslegitimar al CNE, así que este escenario era predecible”.

Cuestionó los argumentos utilizados por la oposición en el debate de las ideas, quienes cree sólo tienen el objetivo de colocar a una persona para derrotar al chavismo, sin importar lo que pase después: “Es entonces cuando le decimos no volverán, aquí lo que viene es chavismo maduro”.

Asimismo, Rosario sostuvo que Capriles ha empeñado su vida a los Estados Unidos durante cada uno de sus intentos por alcanzar la presidencia de Venezuela: “Pero que no pretenda pagar su deuda con el país. Que respete nuestra revolución, él está tratando de incendiar el país, y no se lo vamos a permitir”.

Rosario también realizó una segunda lectura de los resultados del 14 de abril, por lo cual consideró importante comenzar un plan de formación por amor a la patria: “Esperábamos dos vertientes en las elecciones: una que el pueblo por el dolor se quedara en su casa, o que saliera masivamente a votar. Se dieron las dos, salió el pueblo suficiente para ganar, pero hubo parte del pueblo que se quedó y eso nos lleva a hacer una revisión”.

Expresó que se debe asumir que si en Venezuela no existiese un pueblo con una ideología y amor a la patria arraigado, la revolución fuese perdido: “Pero no estuviésemos quemando nada, ni matando hermanos, fuésemos entregado con dignidad. Y desde ya nos vamos a preparar para la avanzada dentro de 6 años más”.

HERMANDAD Y DEBATE

“Tenemos vecinos que no se tratan por culpa de este señor Capriles. Sin ser presidente mira lo que ha causado, no quiero imaginar que pasaría si lo fuera”, opinó Arévalo, quien destacó la importancia de reflexionar por la paz del país.

Llamado al cual se sumó Rosario y toda la comunidad revolucionaria de Antímano: “Todos somos hermanos, tenemos ganas de echarle pichón, refugiémonos en el amor”.

Asimismo, Ramírez reiteró que la lucha revolucionaria no es contra del pueblo opositor: “Ellos son nuestros hermanos, somos venezolanos; nuestra lucha va por lo que significa la derecha, por la invasión del imperio que busca volver a condenar a nuestro pueblo a la miseria”.

Aseveró que la juventud revolucionaria tiene el deber de generar conciencia y promover el debate para guiar a todos aquellos otros jóvenes que están apoyando a “un hombre sin ideas”.

“Nosotros llamamos al debate, si no están de acuerdo con nosotros pues vayamos a conocer realmente las ideas que tenemos. Pero la violencia sólo es la herramienta de quien no tiene la razón”, enfatizó Ramírez, quien exhortó a la juventud de todo el país a estudiar y a ser protagonistas de la construcción de su patria.

Explicó que la juventud revolucionaria le brinda su respaldo a Nicolás Maduro porque se sienten identificados con él: “Nicolás sabe lo que es el dolor de un pueblo, lo que sufre un joven cuando no tiene acceso a la educación, cuando no tiene que comer, cuando se siente oprimido; pero también porque nuestro padre Chávez nos dijo que él era el hombre perfecto para guiar la lucha”.

Correo del Orinoco